Viñedos

Las uvas que ingresan a la bodega provienen de viñedos propios, implantados en las fincas “La Alborada”, “El Retorno” y “San Antonio”, que suman más de 110 hectáreas y están ubicadas en zonas privilegiadas de los departamentos de Luján de Cuyo, Maipú y Tupungato. Las alturas varían entre los 800 y los 1200 metros sobre el nivel del mar. Los suelos son de origen aluvional, profundos a poco profundos, pedregosos, de buen drenaje y moderada fertilidad. El clima es templado y seco con días soleados y noches frescas, y una marcada amplitud térmica entre el día y la noche que permite obtener una excelente redondez de taninos y muy buena concentración de color y aromas. Nuestras vides están conducidas a través de sistemas de parral o espaldera y son cultivadas en forma tradicional, realizándose tareas de poda, raleo, manejo de canopia y cosecha manualmente por personal calificado. Situada en el Departamento de Tupungato a 1200 mt. de altitud, con cepas de hasta 55 años de edad plantadas por nuestros abuelos. Sus cepajes están constituidos por las variedades Cabernet Sauvignon, Malbec, Tempranillo y Sangiovesse que expresan las características propias de uvas tintas cultivadas en zonas más frías, a las que se suma la variedad Semillón, exponente tradicional de las uvas blancas de Mendoza. El riego es tradicional por surco con aguas provenientes del deshielo de la cordillera de Los Andes. Ubicada en el Distrito de Anchoris, límite geográfico entre los departamentos de Luján de Cuyo y Tupungato, a una altitud de 1.040 mt. El cepaje está conformado por uvas tintas de las variedades Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah, y variedades blancas como Sauvignon Blanc y Chardonnay. La totalidad de la superficie cuenta con un sistema de protección contra heladas. Asimismo, gran parte está cubierta con malla antigranizo colocada en altura en forma tal de no afectar la buena aireación del cultivo. A 800 metros sobre el nivel del mar, en la localidad de Coquimbito, Departamento de Maipú es donde la Familia Biondolillo decidió afincarse y construir la bodega, en un terruño que consideraron ideal para el cultivo de uvas Malbec. Este viñedo es estratégico para el futuro desarrollo de la empresa familiar, ya que sus cepas constituyen el material genético de base para la identificación de diferentes clones de interés enológico que están siendo implantados en las fincas “La Alborada” y “San Antonio”. Con esto se logrará optimizar la expresión varietal de nuestras cepas en los diferentes terruños.